Por: Redacción

La región está alcanzando gran protagonismo en el ecosistema de emprendimiento tecnológico gracias al hito histórico de fondeo de USD $4.5 millones obtenido a finales del año pasado por Curbo, la plataforma para compraventa de autos usados nacida en República Dominicana y con operaciones en México y Colombia.

La startup nació en plena pandemia en junio de 2020 y logró en su primer año lo que pocas Startups latinoamericanas: hacer un inventario digital de 1,500 vehículos, abrir cuatro sucursales, generar más de 150 mil descargas de su aplicación, más de 300 mil usuarios únicos, y va en camino a superar las 12,000 transacciones a través de la plataforma, considerando seguros, financiamientos, garantías, compra y venta de vehículos.

Este éxito no llegó solo sino con visión e innovación, cualidades necesarias para emprender en el mundo en el que vivimos. Onil Pereyra, CEO y co-fundador de la empresa, considera que la tecnología tiene el poder de cambiar la vida de las personas y que Curbo nació para tener un impacto global, haciendo que la evolución de ésta se lleve a cabo sin dejar de lado las conexiones humanas.

El nacimiento de Curbo marcó un acontecimiento significativo entre una empresa que cotiza en la Bolsa y una startup, considerando que logró lo que ninguna antes en la región: una ronda de capital semilla de USD $4.5 millones. “La ronda que acabamos de levantar no tiene precedente para una startup de tecnología en nuestro país. Fue liderada por la empresa Massy Motors, la cual tiene casi 100 años en el sector automotriz con presencia en más de 15 países, y Applico Inc, empresa líder en consultoría e inversión en plataformas, quienes han acortado el camino de la innovación mediante la inversión y combinación de las empresas de larga trayectoria con startups de rápido crecimiento.”, asegura Luis Mejía, cofundador de Curbo.

Ser testigos del origen del emprendimiento digital en República Dominicana es algo doblemente inspirador cuando la empresa semilla es innovadora en todas sus facetas: Curbo no es simplemente un sitio donde comprar o vender autos usados, es una startup que bajo el formato de marketplace desarrolló una plataforma para vincular a vendedores y compradores de carros usados, pero con el plus de un nivel de revisión técnica de los vehículos ofertados que no tiene precedentes en el mercado latinoamericano.

Este proceso, desde condiciones de pintura hasta la inspección mecánica, puede realizarse de forma virtual para el vendedor o el comprador desde la aplicación. Luego la plataforma utiliza tecnologías basadas en machine learning e Inteligencia Artificial para realizar recomendaciones para el comprador, en función de una base de datos que recopila y le muestra todos los detalles sobre el automóvil por adelantado. Cada automóvil cargado en su base de datos tiene fotos de alta resolución, especificaciones, historial del vehículo y un informe adjunto.

“Curbo trae confianza y simplicidad al mercado de autos usados. Nuestro objetivo es convertir lo que universalmente se considera un evento de vida estresante en una experiencia placentera. Nuestra solución apunta a resolver un problema típico del mercado de autos usados que se caracteriza por una asimetría enorme de información entre quien vende y quien compra”, detalla Manuel Angomas, Cofundador y CMO Curbo.

Con presencia en República Dominicana, México y Colombia, Curbo planea impactar las principales economías de Latinoamérica y operar en otros continentes para 2023, con el objetivo de seguir desarrollando tecnologías para la compra o venta de un vehículo usado. Quiere demostrar que sí se puede fundar una empresa de clase mundial en Latinoamérica, y que desde una pequeña isla en el Caribe es posible emprender y generar productos de alta calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.