Por: Redacción

El Mido Commander Chronograph regresa, más elegante y moderno que nunca, en una nueva edición especial. Para darle un aspecto lujoso, los toques de color oro rosa crean una combinación perfecta con su elegante carátula y su legendario acabado satinado con rayos de sol, cuyos colores cambian gradualmente del gris al antracita. Una selección de dos correas intercambiables según su estado de ánimo, una en tela gris y otra en cuero marrón oscuro con apariencia de cocodrilo, acentúa aún más su estatus icónico. Estas características se combinan para crear un cronógrafo urbano pero elegante que hace que cada momento del día sea único. Con su movimiento de alta precisión, el Calibre 60 ofrece varias funciones muy útiles: el cronógrafo, el día y la fecha, junto con una excelente reserva de marcha de hasta 60 horas.

Las líneas reconocibles al instante de la colección Mido Commander rinden homenaje a la silueta inimitable de la Torre Eiffel. Con una caja satinada resaltada por un bisel delgado, su forma redonda hace eco de los arcos del monumento, mientras que los índices rectangulares y las manos completas con barras de metal pulido recuerdan la celosía de hierro de la torre. Esta estética atemporal se ha extendido por más de seis décadas, ya que Mido ha producido la colección de forma continua desde 1959. Al igual que la famosa torre parisina, el Commander es un verdadero ícono: un símbolo de la tradición y el saber hacer de la relojería suiza.

El Commander Chronograph tiene la elegancia innata de un icono de la relojería. Su carátula cuenta con un gris audaz en el centro que cambia gradualmente a antracita alrededor de su borde. Su acabado satinado de rayos de sol se combina con índices facetados y una función de día/fecha, características típicas de la colección Commander. Los índices pulidos y las manecillas de horas y minutos con corte de diamante son claramente visibles, incluso de noche, con su revestimiento blanco Super-LumiNova®.

Un tono cálido de oro rosado adorna las manecillas, los índices, la apertura, el bisel pulido y la caja para brindar un lujoso contraste con su carátula gris oscuro. Un cristal de zafiro facetado y abovedado mejora aún más la legibilidad de la pantalla. El Commander Chronograph tiene un diámetro de 42,5 mm y se adapta perfectamente a cualquier situación.

Viene con dos correas fácilmente intercambiables, una de piel de vaca con aspecto de cocodrilo marrón oscuro y otra de tela gris, ambas equipadas con un cierre desplegable de color oro rosa.

A través de un fondo de caja transparente, el Commando Chronograph exhibe su movimiento, cuidadosamente decorado con las señas de identidad de la relojería tradicional: tornillos azulados, barras de Ginebra en la masa oscilante y un logotipo de Mido grabado. El Calibre 60 presenta una función de cronógrafo al tiempo que ofrece una autonomía poco común de hasta 60 horas. Para aumentar su precisión, este movimiento se ajusta en tres posiciones diferentes y el reloj sigue siendo resistente al agua hasta una presión de 5 bar (50 m/165 pies).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.