La «cuesta de enero» es un fenómeno económico que año con año preocupa a los mexicanos. De acuerdo con el Banco de México, está mostrando indicadores de que podría extenderse por 6 meses, teniendo afectaciones económicas en el poder adquisitivo de la población, el costo de insumos y energéticos y la insuficiencia de creación de empleos. 

Asimismo el análisis más reciente de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) publicada por el INEGI, 65.1% de los mexicanos, de 18 a 70 años, no registra sus gastos, indicando que 51.4 millones de habitantes están propensos a seguir perdiendo dinero por no saber en qué se gasta y con qué frecuencia. Según Gartner, el gasto en TI tendrá un crecimiento positivo en 2022, y el mayor crecimiento vendrá de la adquisición de software empresarial para el control de gastos.

La ‘cuesta de enero’ por lo general siempre representa un obstáculo para empresarios y empleados que buscan estabilidad económica o un repunte para superar los primeros meses del año en términos financieros«. «Un causante importante en esto es la falta de control de gastos y la ausencia de un plan presupuestal, así como los recursos para tener una administración óptima de estas iniciativas«.

Andrea Picardi, Regional Manager de Tribal para México

Para poder sobrellevar estas complicaciones y tener un mejor control de gastos en un negocio, es recomendable armar una estructura organizada de todos los saldos, movimientos, transacciones y proveedores en un solo lugar, así como una administración de todos estos conceptos en tiempo real. De este modo, no se perderá la pista de cuándo se realizan estos gastos, a quién van dirigidos y cuánto se gasta.

Con ayuda de una solución financiera integral para administrar tus gastos y elaborar un presupuesto ideal, puedes seguir estos 5 tips que te ayudarán a sobrellevar este fenómeno:

  1. Optimiza tus gastos: observa con atención en dónde se gasta más, con ello podrás identificar algún desembolso que no tenías en mente.
  2. Evalúa los servicios contratados: te ayudará a conocer si los servicios con los que cuentas son imprescindibles o si es necesario evaluar opciones más económicas.
  3. No te olvides de las demás áreas: La publicidad digital o en manejo de alguna plataforma o red social son inversiones que podrías aprovechar y destinar presupuesto a ello.
  4. Genera una bitácora de todos los gastos: es recomendable categorizar los rubros en gráficas por rango de fechas, departamentos, proveedores y conceptos, para llevar un registro puntual de cuánto se gasta por proyecto o inversión.
  5. Utiliza las tarjetas corporativas digitales: con un monto fijo mensual, son sumamente esenciales para que los empleados creen consciencia de una mejor administración de su dinero e inviertan adecuadamente.

Si bien, poner en práctica todos estos consejos y tips no evitará esquivar la «cuesta de enero», si puede ayudar a aligerar este fenómeno durante los primeros meses del 2022, además de que lejos de representar una preocupación, significa una mayor seguridad para las finanzas de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *