LexisNexis® Risk Solutions anunció los resultados de su Informe sobre el verdadero costo del cumplimiento contra los delitos financieros en América Latina, que encuestó a 260 tomadores de decisiones responsables de supervisar los procesos de Conozca a su Cliente (KYC), las sanciones y el monitoreo de transacciones y/o las operaciones de cumplimiento. Los encuestados incluyeron a los tomadores de decisiones dentro de la función de delitos financieros que supervisan la remediación de KYC, el monitoreo de sanciones, el monitoreo de transacciones de delitos financieros y/o las operaciones de cumplimiento en América Latina. En México, 51 empresas financieras fueron entrevistadas para este estudio.

El costo total proyectado en 2021 para el cumplimiento de los delitos financieros en todas las empresas de América Latina que participaron en el estudio es de 6,96 mil millones de dólares. El costo proyectado es de mil millones de dólares en México en 2021, un aumento de 100 millones de dólares desde 2020. Los tres principales sectores en México que presentan el mayor riesgo de lavado de dinero son los servicios contables y legales (88%), los comerciantes minoristas (68%) y los servicios inmobiliarios (56%). Otros destaques del estudio incluyen:

  • La mano de obra representa más costos que la tecnología – Se proyecta que el costo anual promedio del cumplimiento para la prevención de los delitos financieros entre las grandes empresas latinoamericanas encuestadas aumentará entre 14,2% y 25,8% en 2021, dependiendo del país, con los costos más altos en Colombia y Chile. La mano de obra representa unos costes ligeramente superiores en América Latina que el gasto en tecnología. En México, la mano de obra representó el 56% de los costos en 2021, 8 puntos más que en 2019, mientras que el gasto en tecnología fue en promedio del 35% en 2021, en comparación con el 43% en 2019 para todas las empresas encuestadas. Aproximadamente el 73% de las empresas mexicanas indican un aumento en el tamaño de sus equipos de cumplimiento con un énfasis en la contratación de nivel de entrada, con el 71% señalando para una mayor carga de trabajo debido al crecimiento de las regulaciones de cumplimiento como la causa. 
  • Los efectos persistentes de la pandemia – La pandemia continúa impactando negativamente las operaciones y los costos de cumplimiento, especialmente para el perfil de riesgo del cliente y la gestión de la eficiencia de los recursos, lo que resulta en el retraso de la incorporación y la reducción de la productividad. El 82% de las instituciones de México están enfrentando más desafíos con la demora en la incorporación de nuevas cuentas, en comparación con el 38% en 2020. 
  • Productividad impactada negativamente – Los desafíos de cumplimiento continúan teniendo un impacto negativo en la productividad de los empleados de tiempo completo para el 81% de las firmas financieras mexicanas que participan en el estudio de LexisNexis Risk Solutions, mientras que el 75% de los encuestados en México indican un impacto negativo en la adquisición de clientes.
  • La rápida evolución digital impulsa los costos – Los delitos financieros que involucran pagos digitales y criptomonedas están en aumento. El 53% de las empresas financieras mexicanas indican que los delitos financieros que involucran pagos digitales se encuentran entre los principales delitos que han afectado el costo del cumplimiento en los últimos 12 meses. Las nuevas transacciones digitales y las regulaciones de criptodivisas añaden presión adicional y causan más adiciones humanas y tecnológicas a los programas de cumplimiento. 
  • La tecnología reduce los costos generales de cumplimiento – Las instituciones financieras que han invertido en recursos tecnológicos se ven menos afectadas por el aumento de los costos y los desafíos de la evolución de los delitos financieros – en particular los delitos asociados con los pagos digitales y las criptomonedas. Entre las grandes instituciones financieras de Latinoamérica, las que utilizan tecnología vieron un impacto negativo del 41% en su capacidad para combatir los delitos relacionados con los pagos digitales, en comparación con el 66% de las que no utilizan tecnología proporcionada por terceros.  

La transformación digital es un punto de inflexión para las operaciones de cumplimiento de los delitos financieros. Los profesionales de riesgo deben comprometerse con un enfoque de solución más sofisticado y de múltiples capas para mitigar los riesgos y garantizar el cumplimiento». «Hay nuevos métodos de transacción que requieren más información sobre los comportamientos digitales existentes en el canal anónimo en línea. La solución requiere el uso de tecnología que pueda detectar patrones y anomalías, que incluso el ojo humano mejor entrenado puede pasar por alto. Unos datos más sólidos pueden revelar las relaciones ocultas entre entidades y personas, ya sea para detectar el tráfico o el beneficiario final.»

Adrián Sánchez, director de cumplimiento de delitos financieros para América Latina y el Caribe de LexisNexis Risk Solutions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *