Por primera vez en la historia de LACOSTE, su icónico cocodrilo cobra vida en una animación impresionante y poco convencional, producida por la creadora y directora Elsa Muse (Studio Mumuse).

Asimismo el protagonista es Crocodile -un personaje astuto inspirado en la leyenda del tenis, René Lacoste – que aprovecha su creatividad para crear un dispositivo ingenioso para envolver regalos. Siguiendo un proceso automatizado notable, la fascinante máquina empaqueta las fragancias de Lacoste cuidadosamente para esta temporada navideña.

Con la ayuda de este astuto dispositivo, los frascos de Eaux de Toilette —Lacoste L.12.12 Para Ella y Para Él— caen en cada una de sus cajas, que luego son amorosamente envueltas en papel de regalo deportivo de los colores característicos de la reconocida marca.


Sin embargo al crear al personaje Crocodile, Elsa Muse se sumergió en la historia de René Lacoste, buscando entre fotografías para encontrar elementos que representaran al campeón de tenis, una figura atlética, elegante y desafiante con un inagotable joie de vivre. Desde el primer boceto hasta la producción final, Elsa Muse se ha esforzado por encarnar a la marca y sus valores en cada detalle.


Esta fue una tarea minuciosamente precisa, que ha implicado la creación de figuras de miniatura de cada uno de los elementos de la película en una escala 1/7. La construcción de todos los componentes utilizados en la decoración tomó dos meses, desde los frascos de fragancia pequeños hasta la estatuilla de Crocodile esculpida y articulada, todo realizado con silicona y pintado a mano, sin mencionar cada prenda de ropa cocida a mano.


Dicha campaña contiene numerosas referencias a la herencia y al universo de la marca. Crocodile es un guiño indiscutible al jugador de tenis René Lacoste, que fue apodado de esa manera por sus colegas debido a su asombrosa tenacidad y audacia. Él deja huella en lapelícula, engalanado con unos pantalones elegantes y una sudadera de la colección Otoño/Invierno 2021, empezando por las nuevas zapatillas L001.

Un atuendo moderno y a la vez clásico, en perfecta sintonía con el estilo de la marca. En el decorado del apartamento, los espectadores pueden encontrar una réplica de la famosa máquina lanza-pelotas
patentada por René Lacoste, una colección de trofeos y numerosas raquetas de tenis. La máquina de Crocodile también toma prestados elementos de diseño de la marca, con un frasco gigante de la fragancia L.12.12 Blanc como el pilar central del mecanismo, zapatillas L001 que sirven de brazos mecánicos, un palo de golf pegando etiquetas afanosamente y una red de tenis que se convierte en la bolsa de Santa que ataja los regalos que van cayendo.


También la diseñadora del proyecto y directora Elsa Muse tuvo la visión de producir toda la película en una animación stop motion. Para darle vida a la historia de Crocodile en una película de 30 segundos, 750 fotografías fueron cuidadosamente seleccionadas y agrupadas, cada una poniendo en marcha los gestos y expresiones del protagonista y su máquina extraordinaria.


Con cada día de trabajo que culminaba con tres segundos de película, se requirió de quince días para capturar todo el contenido fotográfico. Esta fue una tarea precisa y rigurosa que precisó una combinación de tenacidad y audacia, a la altura de los valores de la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *