En el marco de la celebración del tercer aniversario de Micaela Mar & Leña, se llevó a cabo la tradicional cena «Memorias de Micaela» que en esta edición presentó «Las Niñas de Mis Ojos», una cena maridaje llena de talento que dio lugar a la presentación de 6 mujeres que desde su expertise, hicieron posible una velada exitosa.

Asimismo el pasado 11 de noviembre, Micaela Mar & Leña fue sede de un evento sin igual, donde Thalía Barrios, cocinera tradicional certificada, recientemente nombrada como «Best New Chef» por Food & Wine, y propietaria de Levadura de Olla, hizo mancuerna con Rebeca de Anda, Chef Ejecutivo de Micaela Mar y Leña, ofreciendo un menú de 6 tiempos donde ingredientes y técnicas de ambas cocinas convergieron para deleitar a los comensales.

Sumando a esta experiencia estuvieron Ivett Aracely, Chef Repostera de Micaela Mar y Leña, quien se encarga de que el postre siempre esté espectacular, pues, aunque la gente ya no tenga hambre, este va directo al corazón; le acompañó la mixóloga Alejandra «Xexa», quien ideó el coctel ideal para abrir el apetito y preparar el paladar del festín que estaba por venir. 

Como todo gran evento, este tiene un trasfondo y una causa, por ello, parte de las ganancias de esta cena fueron donadas a beneficio de la Casa de Vida Independiente, un programa promovido por Fundación Palace y albergado por El Reffertorio, cuyo objetivo es proveer de oportunidades en la formación integral y de valores a jóvenes mayores de 18 años que no cuenten con una red de apoyo familiar. El Reffertorio es un espacio cultural en el corazón de Mérida que pretende iniciar el camino hacia un sistema alimenticio más sostenible y una comunidad más inclusiva. 

El maridaje del evento estuvo a cargo de otras 2 mujeres talentosas: las enólogas Natalia Badan de Mogor Badan Vinícola, e Ivette Vaillard de Vinícola Tres Mujeres, ambas provenientes de Valle de Guadalupe, presentaron 5 vinos de esta región mexicana, dos de ellos de la vinícola 3 Mujeres y 3 de Mogor Badan.

Sin embargo, no es de extrañarse que en Micaela Mar y Leña se encuentren los mejores maridajes, pues Alberto Nacif, Chef y Sommelier, es un enólogo conocedor, que actualmente funge como director de la Academia de Sommeliers Mexicanos en la Península de Yucatán, además de ser Sommelier colaborador en medios gastronómicos, experiencia que recientemente lo llevó a ser uno de los seis invitados por Rías Baixas en su primera misión inversa, lo que lo posiciona como uno de los profesionales mexicanos más destacados en su área. 

Durante esta visita, tuvo la oportunidad conocer a profundidad los vinos y sobre todo la cultura de esta pequeña pero gran región enclavada en Galicia, España, además de conocer los rigurosos controles del Consejo Regulador que inspecciona las parcelas, supervisa el cuidado y tratamiento de la uva en cada bodega y vendimia, además de realizar exhaustivos controles de cata.

Alberto Nacif comentó, «estamos fascinados redescubriendo un producto que en México se está vendiendo muy bien. En este sentido, puntualizó que «la gastronomía mexicana es muy compleja y no se lleva nada bien con vinos tímidos. Y los vinos Rías Baixas son muy explosivos en nariz y paladar, y eso se compenetra muy bien con los sabores de la cocina mexicana como la que se sirve en Micaela Mar y Leña, incluso con platos más tradicionales».

También Micaela Mar y Leña se ha distinguido por ser un restaurante con valores, con un ambiente familiar y acogedor que se transmite a través de las recetas de la Nana en cada platillo; y siendo fiel a sus principios, Alberto y Vidal – especialistas en gastronomía y vinos, además de propietarios – se aseguran de contribuir a la industria local, siempre fomentando la sustentabilidad y el promover productos locales; además de generar conciencia social apoyando causas benéficas. 

Por su parte, este restaurante ubicado en el corazón de Mérida en lo que actualmente se le conoce como corredor gastronómico de la ciudad, continúa posicionándose como uno de los restaurantes mejor calificados por los diferentes rankings gastronómicos, no sólo por el excelente ambiente y servicio del lugar, sino por las delicias que ahí se preparan acompañadas de una excelente selección de vinos y una amplia gama de mezcales de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *