Después de un considerable debate interno, Rolls-Royce anunció que crearía una respuesta oficialmente autorizada a un nuevo tipo de cliente: un tratamiento personalizado permanente para sus automóviles llamado Black Badge. Estos productos, que se lanzaron en 2016, serían más oscuros en estética, más urgentes en personalidad y dramáticos en el tratamiento de los
materiales.


Asimismo en los cinco años desde que Black Badge se puso a disposición del público, esta atrevida familia y legado de automóviles ha llegado a simbolizar el pináculo de un nuevo tipo de producto de superlujo, poniendo en marcha un cambio en la industria del lujo en general. Posteriormente, casi todos los fabricantes de lujo crean productos que buscan capturar el espíritu de Black Badge.

Sin embargo hoy anunciaron un producto que representa un nuevo tipo de automóvil Black Badge, uno que aprovecha el tratamiento de diseño minimalista Post Opulento que ha reformulado la leyenda de Ghost pero la amplifica y subvierte con la aplicación del negro. Nuestro automóvil más avanzado hasta ahora ha sido rediseñado para caracterizar el alter ego de Rolls-Royce: asertivo, dinámico y potente. Este es el automóvil Black Badge más puro en la historia de la marca. Este es Black Badge, Ghost «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *