Como sabemos han surgido diversos estudios sobre el Covid-19 a lo largo de un año, no hay que perder que vista que es una enfermedad prácticamente nueva, por lo que la comunidad científica tiene mucho trabajo en este sentido: entenderla, cómo afecta al ser humano a corto y largo plazo y cómo atacarla, son algunas de las cuestiones que han ido resolviendo.

Asimismo se dio a conocer que el SARS-CoV-2 podría generar que las personas que lo padecieron sean más vulnerables a desarrollar diabetes, de acuerdo con una investigación que sugiere que el coronavirus induce la muerte celular en las células beta pancreáticas que producen insulina, pero no se dirigen al resto del páncreas.

El estudio publicado en Cell Metabolism explica que hay una estreche relación entre ambas enfermedades; es decir, una es capaz de propiciar la otra.

Sin embargo de acuerdo con los primeros estudios realizados sobre la relación entre el Covid-19 y la diabetes el 10 por ciento de los pacientes con la enfermedad respiratoria que también padecieron diabetes murieron dentro de los siete días después de haber sido hospitalizados. La investigación se publicó en mayo del 2020.

También, esto no es un patrón, pues existen sobrevivientes que han desconcertado a los científicos, que no saben si las afectaciones serán a largo plazo. Bajo esta pregunta, ahora investigan los mecanismos biológicos que intervienen en las infecciones por el nuevo coronavirus.

Cuando el SARS-CoV-2 ingresa al páncreas, no ataca a todas las células con el mismo vigor. En cambio, se centra más en las células beta que son responsables de la producción de insulina. Los resultados de este ataque son multifacéticos». Peter Jackson, profesor de microbiología e inmunología en la Universidad de Standford.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *