La compañía de tecnología del sueño Emma, con la expansión a otros países está reforzando su continuo impulso de crecimiento y acercándose rápidamente a su objetivo de convertirse en la marca líder mundial en sueño.

Asimismo en el sudeste asiático, Emma ha comenzado recientemente su actividad eCommerce en Malasia, Filipinas y Taiwán, además de Singapur. Además, las tiendas web en Indonesia, Tailandia y Vietnam ya están listas para su lanzamiento. Seguidas por Argentina y Colombia en Sudamérica. Tras el inicio de actividades en estos países, los colchones Emma están ahora disponibles en más de 30 países; posicionándose sobre cualquier marca de sueño D2C y demostrando así una presencia incomparable en el mercado.

Fue con su estrategia de expansión, Emma se centra en la competitividad digital en los mercados meta y en las economías de escala a través de una profunda penetración en el mercado. En cuanto a las ventas en línea, el sudeste asiático está creciendo fuertemente: Filipinas, Tailandia e Indonesia son los tres países con mayor competitividad digital de toda la región. Las ofertas de comercio electrónico también están ganando tracción en Sudamérica. Con Brasil (mercado en el que la marca entro en 2019), Colombia y Argentina, Emma cumple con el objetivo de activar las economías de los tres países más poblados del continente americano.

Con sede en Frakfurt, la compañía de tecnología del sueño tiene ahora ubicaciones en Lisboa, Manila y Shanghái y centros de producción en tres continentes con cuatro socios cada uno en China y Sudamérica, y 25 en Europa. Actualmente, en México se fabrican localmente los colchones de la marca con los más altos estándares de calidad en el mercado.

Sin embargo preocupados por el planeta, la marca tiene la garantía de 100 noches de prueba para que los consumidores puedan probar en un amplio tiempo el colchón y en caso de que no se adapte a sus necesidades de descanso realizar la devolución sin problema; dichas piezas no vuelven a salir a venta y como parte de las actividades de responsabilidad social, Emma dona los colchones con los debidos cuidados de sanidad a una fundación en el país para que sean utilizados por los que más lo necesitan.

Creación de empleos a pesar de la pandemia
En términos de colaboradores, la compañía también está creciendo rápidamente: en el 2020, el equipo duplicó su tamaño, con procedimientos en torno a la búsqueda e incorporación de colaboradores adaptados 100% en la modalidad Home Office. En poco más de un año, la empresa ha crecido su plantilla con cerca de 300 nuevos empleados en todo el mundo, y algunos de ellos nunca han visto su nuevo lugar de trabajo en la «vida real», pero ya han asumido plenamente sus tareas con la nueva modalidad remota.

Asumir las tareas de un nuevo trabajo en la modalidad home office en términos de contenido es todo un reto, sin embargo, ponemos un valor extremadamente alto en el «cómo», para que los nuevos miembros del equipo puedan interiorizar en el ADN de Emma y entender desde el principio nuestra forma de trabajo. Con este fin, hemos desarrollado varias iniciativas virtuales de teambuilding y nuevos formatos de discusión que también permiten la interacción en línea en grupos más grandes y diversos».

Dr. Dennis Schmoltzi, fundador y CEO de Emma

Para Emma, la ampliación de la fuerza laboral sigue siendo una prioridad para los restantes cuatrimestres del año: actualmente más de 200 puestos se anuncian en todos los países en los que la marca tiene presencia. «En la compañía, el diseño organizacional significa, entre otras cosas, que cada equipo es responsable de cada país. Esta estructura permite que todas las actividades estén orientadas al contexto de cada país: en México, otras áreas tienen prioridad que en Francia, por ejemplo», subrayó Schmoltzi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *