Senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentaron una iniciativa que busca aplicar penas de hasta 10 años de prisión para quienes hurten el fármaco, con el fin de frenar el robo de vacunas contra la Covid-19, cuya aplicación a personal de salud inició en México.

Dicha iniciativa fue presentada por el líder del grupo parlamentario del partido del Sol Azteca en el Senado de la República, Miguel Ángel Mancera, también propone elevar las penas cuando el involucrado en el robo de vacunas se trate de un funcionario.

Con la propuesta, se busca adicionar una fracción a la Ley General de Salud que establezca una pena de 10 años de prisión para quienes roben el fármaco; dicha sentencia se elevará a 15 años cuando el responsable se trate de un servidor público.

También propone imponer una multa a los responsables que oscilaría de los 26 mil 556 hasta los 268 mil 860 pesos.

Debemos de inhibir, combatir esta práctica del robo de vacunas, sobre todo, en el marco de una pandemia como la que hoy estamos viviendo”.

Miguel Ángel Mancera, legislador

Mancera calificó el recurso de la vacuna como “oro líquido” que debe ser protegido.

De acuerdo con el Artículo 462 Bis de la Ley General de Salud, se aplicarán de uno a nueve años de prisión y multa que va de 100 a mil veces la Unidad de Medida “a quien cobre en una institución pública de salud la aplicación de una vacuna incluida en el Programa de Vacunación Universal, de o venda las dosis que son propiedad del Sistema Nacional de Salud”.

Por Liliana Sandoval Galindo

Lic. en Trabajo Social por parte del Instituto Mexicano de Psicooncología (IMPo), Periodista de Oficio. Gerente de Operaciones en Visor Empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.